lunes, 26 de junio de 2017

Secretary Price Applauds Senate Proposal to Repeal and Replace Obamacare

Secretary Price Applauds Senate Proposal to Repeal and Replace Obamacare



Dept. of Health & Human Services

Health and Human Services Secretary Tom Price, M.D. issued a statement in support of the Senate’s proposal to protect patients, bring down the cost of insurance coverage, and expand healthcare choices.
"We welcome the Senate’s proposal to provide Americans with much needed relief from Obamacare. The Senate’s proposal is built on patient-centered reforms that put the American people in charge of their healthcare decisions, not government, protecting patients, bringing down the cost of coverage, and expanding choices."
 HHS Secretary Tom Price M.D. statement video
 Tweet this image

FDA is using a secret weapon in tackling foodborne illness outbreaks: Register for FDA’s July 13 Grand Rounds to find out about this new technology

fda header
 

FDA Grand Rounds

Science Rounds Picture

The July 13 FDA Grand Rounds webcast: What innovative technology is FDA using to get contaminated food out of the food supply?
Register here for CE Credit
The FDA-established GenomeTrakr: How a Large Network of Sequencing Laboratories is Transforming Food Safety and Public Health

Thursday, July 13, 2017

12:00 p.m. -1:00 p.m. EST
Presented by 
Marc Allard, PhD
Research Microbiologist
FDA's Center for Food Safety and Nutrition
 
5 Things You'll Learn From this FDA Scientist:
1. What is whole genome sequencing (WGS) and how does FDA use it?
2. How does WGS improve outbreak investigation and FDA responses?
3. What are the broader uses of WGS for FDA as a whole?
4. Where is the WGS data housed at NCBI NIH?
5. Where are antimicrobial resistance databases kept and how do you query them?
About the Presentation
Foodborne disease outbreaks are responsible for about 48 million illnesses, 325,000 hospitalizations, and 3,000 deaths every year in the U.S., according to CDC data. As the world becomes even more interconnected, FDA has recognized the urgency of creating new approaches and better tools to detect food contamination and stop outbreaks in their tracks. 
The FDA-established GenomeTrakr is an innovative response to this global public health challenge that uses a cutting-edge technology called Whole Genome Sequencing (WGS).  This presentation will discuss the example of the 2015 Virginia sprout outbreak, where Whole Genome Sequencing (WGS) provided the lead.

'Hay que medir resultados en salud: lo mejor al mejor precio' - DiarioMedico.com

'Hay que medir resultados en salud: lo mejor al mejor precio' - DiarioMedico.com



PROYECTO SIGNO

"Hay que medir resultados en salud: lo mejor al mejor precio"

Luis Rodríguez Padial, presidente de la Fundación Signo, relata los retos y líneas de trabajo que afronta la entidad tras su renovación.
Rosalía Sierra. Madrid | rsierra@diariomedico.com   |  26/06/2017 00:00
 
 

Luis Rodriguez Padial
Luis Rodríguez Padial, presidente de la Fundación Signo. (Fundación Signo)
La Fundación Signo afronta este año su mayoría de edad con una renovación profunda de su patronato y su actividad. Aunque nació en 1999, su origen se remonta a 1992, al Proyecto Signo, puesto en marcha por el Ministerio de Sanidad para desarrollar metodologías de contabilidad analítica y coste por proceso en el sistema sanitario. "Fuimos los primeros en hablar de análisis de costes y medición de resultados en salud, algo que ahora está cobrando cada vez más importancia", relata a Diario Médico Luis Rodríguez Padial, presidente de la fundación.
Conocida sobre todo por sus Premios Barea -entregados la pasada semana- y por sus Jornadas de Gestión y Evaluación de Costes Sanitarios -ahora Evaluación en Salud-, que se celebran cada dos años, entre los objetivos actuales de Signo está “marcar líneas de trabajo a medio plazo que eviten que desaparezcamos entre jornadas”.
Estas líneas están marcadas por la evaluación. Porque, si algo es necesario en el SNS, a juicio de Rodríguez Padial, es evaluar: "Es preciso desarrollar una nueva cultura de medición de los resultados en salud. La actividad debe condicionarse a dar lo mejor al mejor precio, y los profesionales han de concienciarse".
A su juicio, es un objetivo posible, porque "llevamos mucho tiempo ya trabajando con historias clínicas electrónicas donde se acumula mucha información, información que debe usarse para tomar decisiones; el problema es que carecemos de las herramientas necesarias para extraer conclusiones de todos esos datos".

Punto de encuentro

En la misma línea va otro de sus objetivos: analizar las nuevas herramientas de gestión, "saber qué hacemos y si lo hacemos bien, y aprender de la experiencia de otros, qué ha funcionado y qué no tanto".
Por ello, Signo se plantea "crear una red de delegados autonómicos, aglutinando a profesionales motivados e interesados en estos temas que permitan reforzar la relación entre comunidades y servir de punto de encuentro de experiencias y buenas prácticas".
Asimismo, la fundación trabajará para "fomentar la salud integrada y evaluar hasta qué punto se desarrolla y consigue la continuidad asistencial". En este punto es preciso también "analizar la innovación en materia de tecnologías de la información sanitarias porque pueden servir tanto para hacer al paciente más responsable de su salud como a comunicarse con el sistema".

La formación MIR del hematólogo, a la cola de la UE - DiarioMedico.com

La formación MIR del hematólogo, a la cola de la UE - DiarioMedico.com



SOCIEDAD Y COMISIÓN PIDEN 5 AÑOS MIR

La formación MIR del hematólogo, a la cola de la UE

España es uno de los cuatro únicos países de la UE cuya formación MIR en Hematología dura sólo 4 años, frente a los 5 años y 2 meses de media en la Unión. La SEHH y la Comisión Nacional de la especialidad piden a Sanidad un "mínimo" de 5 años.
Francisco Goiri. Madrid   |  26/06/2017 00:00
 
 

Hematología-Congreso europeo
Ulrich Jäger, jefe del Comité de Asuntos Europeos de la EHA; Jorge Sierra, presidente de la SEHH, y Vicente Vicente, presidente de la Comisión de Hematología. (SEHH)
La reunión que el Consejo Interterritorial celebró la semana pasada despejó pocas dudas acerca del desarrollo de la troncalidad y la configuración y duración de los nuevos programas MIR. Apenas 24 horas después de esa reunión, la Asociación Europea de Hematología (EHA) inauguró en Madrid su 22º congreso con una contundente declaración que cobra más sentido en medio de las múltiples incógnitas que el Interterritorial no despejó: si la Unión Europea quiere hematólogos bien formados, su formación especializada debe durar "al menos" cinco años. La directiva europea de cualificaciones sigue manteniendo en 3 años el periodo formativo mínimo requerido, aunque es cierto que todos los estados de la UE están ya por encima de ese trienio.
"La directiva comunitaria estableció ese horizonte mínimo hace más de 30 años, pero los espectaculares avances diagnósticos, terapéuticos y tecnológicos de la Hematología obligan a actualizar esa directiva". El que habla, Jorge Sierra, preside la sociedad que representa a los hematólogos y hemoterapistas en España (la SEHH), uno de los cuatro únicos países de la UE (junto con Italia, Estonia y la República Checa) cuya formación MIR en Hematología dura sólo 4 años. Ocho países tienen 6 años de formación, tres (Polonia, Turquía y Austria) llegan hasta los 7, y el resto están en 5 años; la media de la UE se sitúa en 62 meses (5 años y dos meses), 14 meses más que los que cursan los futuros hematólogos españoles.
  • Frente a los 4 años MIR de España, ocho países tienen 6 años, y otros tres llegan hasta los 7
El programa MIR que la SEHH y la Comisión Nacional de Hematología diseñaron y presentaron al Ministerio de Sanidad incluye 177 competencias, "y esas no caben en los 4 años actuales, y muchos menos en los 2 de formación específica que tendría la especialidad si finalmente forma parte del tronco médico", dice Vicente Vicente, presidente de la comisión.
"La propuesta de programa formativo que presentamos a Sanidad no hablaba de número de años, sino de todo aquello que, con criterios exclusivamente científico-docentes, debería saber un hematólogo cuando acabe su formación. Es verdad que para adquirir todas esas competencias se necesitan al menos 5 años, pero eso es sólo una recomendación", añade Vicente

‘¿Qué hay de lo mío?'

La petición de Hematología no es única, porque la mayoría de los nuevos programas MIR diseñados por las respectivas comisiones exigirían incrementar sus periodos formativos actuales. De hecho, el 5 de julio se reúne el Pleno del Consejo Nacional de Especialidades y el ¿qué hay de lo mío? será quizás la pregunta que más repitan las comisiones ante el representante ministerial en esa cita.
A Vicente le consta que la petición de todas las especialidades implica más desembolso de dinero para las autonomías (que pagan la formación MIR), "pero tanto la sociedad como la comisión nos guiamos por criterios científicos y de calidad asistencial. Es obvio que aumentar los programas MIR tiene un coste económico, entre otras cosas porque un nuevo programa, más largo y exigente, implica acreditar nuevos centros que puedan impartirlo y evaluar si los actuales pueden desarrollarlo. Aun así, insisto en que nosotros nos hemos limitado a identificar las competencias que necesita el hematólogo, y las 177 resultantes son las mínimas requeridas para una especialidad bilingüe, que combina lo clínico con lo biológico, y que ha avanzado tanto desde el punto de vista teconolígico".
  • Vicente argumenta que las 177 competencias diseñadas "no caben" en 4 años, "y mucho menos en dos"
A riesgo de parecer prolijo, Sierra no se resiste a enumerar "sólo una parte" de las razones estrictamente científicas que justificarían la necesidad de esos 5 años: "En el campo del diagnóstico, por ejemplo, se han introducido técnicas de citometría de flujo de múltiples colores, con mucha sensibilidad, y sobre todo, ha surgido la secuenciación masiva, que permite identificar mutaciones hasta ahora desconocidas. En materia de tratamiento se han desarrollado nuevos anticuerpos monoclonales que han cambiado el pronóstico de varias enfermedades, como el mieloma o la leucemia linfática crónica; por no hablar de la inmunoterapia o los avances en transplante y en seguridad transfusional... Y todo ello enmarcado en un abordaje multidisciplinar de los pacientes y en una creciente colaboración entre profesionales".

Falta de relevo

Y como colofón, un problema que tampoco es exclusivo de Hematología, pero que preocupa por igual a la sociedad y la comisión: la necesidad de formar nuevos hematólogos, y hacerlo bien, para garantizar el relevo. "Ahora estamos en una situación de equilibrio: no se puede decir que haya paro y las cien plazas MIR que se convocan de media al año garantizan el relevo, pero en breve asistiremos a la jubilación de toda una remesa de especialistas y me temo que ese equilibrio se alterará", dice Sierra.

60 meses para 177 competencias

La propuesta del programa formativo de Hematología que Sanidad tiene sobre la mesa desde el pasado enero recoge un total de 177 competencias, que, según la distribución propuesta por la SEHH y la comisión, se pueden cursar en 60 meses. Los aspectos relacionados con medicina transfusional (33 competencias) son los que exigirían el mayor esfuerzo del MIR, seguidos del "diagnóstico biológico de las enfermedades hematológicas y laboratorio central de Hematología" (25 competencias), el campo de la hemostasia y trombosis (23) y los "principios básicos de manejo del paciente con hemopatía" (22).

Noticias relacionadas



País Vasco: preacuerdo para una OPE con 915 plazas médicas - DiarioMedico.com

País Vasco: preacuerdo para una OPE con 915 plazas médicas - DiarioMedico.com



COMPROMISO DE REVISAR LA PLANTILLA

País Vasco: preacuerdo para una OPE con 915 plazas médicas

El Servicio Vasco de Salud-Osakidetza y los sindicatos Satse, Sindicato Médico de Euskadi (SME) y UGT han alcanzado un preacuerdo para convocar una oferta pública de empleo (OPE) de de 3.335 plazas, entre las que hay 915 para médicos.
Redacción. Madrid   |  26/06/2017 11:15
 
 

El Servicio Vasco de Salud-Osakidetza y los sindicatos Satse, Sindicato Médico de Euskadi (SME) y UGT han firmado un preacuerdo para convocar una oferta pública de empleo (OPE) de de 3.335 plazas, entre las que hay 915 para médicos. La Administración se ha comprometido asimismo a revisar las plantillas y convocar un concurso de traslados abierto y permanente, entre otros acuerdos que se plantearon en marzo. El documento tendrá que ser ratificado en el próximo Consejo de Gobierno.
El desglose de la OPE, que uniría las convocatorias correspondientes a 2016 y 2017, tendría en concreto 770 plazas de facultativos especialistas de área (FEA), 85 plazas de Medicina de Familia y 40 plazas de Pediatría de primaria; en conjunto, sin desglosar por categoría, habría 20 plazas de promoción interna para médicos. Los exámenes tendrían lugar durante el primer semestre de 2018.
El SME ha destacado que el acuerdo tiene garantías de transparencia, ya que contará por primera vez con un examen único para las especialidades hospitalarias, con un examen teórico redactado por el Instituto Vasco de Administración Pública, y una parte práctica.
Asimismo, Osakidetza se ha comprometido a que el 95 por ciento de la plantilla esté ocupada por fijos e interinos, acudiendo a la eventualidad en un máximo del 5 por ciento. Además, la Administración tendría que tener en seis meses un estudio preparado para la posible ampliación de plantilla, que ya se hizo el año pasado, pero sin el visto bueno de las centrales.
Otro de los puntos del acuerdo es realizar un estudio sobre las necesidades coyunturales específicas que se prestan de forma temporal y que podrían requerir unos puestos denominados de "trabajo de carácter fijo flexible". Osakidetza presentará a las centrales firmantes una propuesta de programa piloto que tendría lugar en los centros más grandes donde esta situación sea más frecuente que tendría un año de duración.

Traslados

Por otra parte, se aprobaría un concurso de traslados que incluyera el 90 por ciento de las plazas convocadas en la futura OPE de 2017 y además se ha firmado el desarrollo de un concurso de traslados abierto y permanente que tendría que estar preparado para la convocatoria de 2018-2019.
También se renegociarán las listas de empleo temporal, partiendo de que se crearía una lista única tanto para interinidades como sustituciones que, en el caso de médicos y enfermeras, estaría abierta permanentemente y se baremarían semestralmente los méritos. Para ello se tendrían en cuenta la nota de la OPE, los servicios prestados y el nivel de euskera.

Condena por una perforación uterina e intestinal al extirpar un mioma - DiarioMedico.com

Condena por una perforación uterina e intestinal al extirpar un mioma - DiarioMedico.com



TSJ DE MADRID

Condena por una perforación uterina e intestinal al extirpar un mioma

El tribunal madrileño imputa al Sermas las graves secuelas que le han quedado a una paciente a la que se le perforó el útero y el intestino al extirparle un mioma. El fallo recrimina que no se le realizara una TC.
D.Carrasco. Madrid   |  26/06/2017 13:00
 
 

El Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Madrid ha condenado al Servicio Madrileño de la Salud (Sermas) a pagar una indemnización de 50.000 euros a una paciente a la que se le perforó el intestino y el útero durante la cirugía para extirpar un mioma.
Según la demanda, la paciente, de 53 años de edad, acudió a un hospital del Sermas para someterse a una intervención quirúrgica programada. Se trataba de la extirpación de un mioma que se encontraba alojado en el útero, mediante la realización de una histeroscopia. Según el informe del perito judicial, es un "procedimiento mínimamente invasivo".
En el postoperatorio inmediato y, encontrándose en observación por abundante sangrado, los facultativos decidieron realizarle una laparoscopia. Encontraron dos perforaciones uterinas, por lo que tuvo que ser intervenida nuevamente. En el servicio de reanimación comenzó a sufrir fuertes dolores abdominales.
Como la situación no mejoraba, el cuadro médico decidió realizarle una TC, que evidenció perforación intestinal con peritonitis purulenta, shock séptico, fallo respiratorio y circulatorio, íleo paralítico y derrame pleural.
El tribunal, que avala el informe del perito judicial, explica que las dos primeras cirugías no cumplieron con el protocolo, en tanto en cuanto, la perforación uterina consta en el consentimiento informado, si bien no figura la perforación intestinal. Igualmente considera que se tardaron cinco horas y sin información para averiguar que había existido una perforación uterina, al no realizar una TC, que hubiera facilitado el diagnóstico, y no solo hubieran visualizado dicha perforación sino también la intestinal, tardando 24 horas en visualizar esta última.
La sentencia, que acepta en parte los razonamientos de Julia García Domínguez, abogada especialista en Derecho Sanitario y colaboradora con El Defensor del Paciente, señala que con la simple realización de la TC se hubiera llevado a cabo una cirugía abierta y no una laparoscopia durante la segunda intervención, evitando así la peritonitis.

El Consentimiento Informado desestabiliza la jerarquía judicial - DiarioMedico.com

El Consentimiento Informado desestabiliza la jerarquía judicial - DiarioMedico.com



TRIBUNALES

El Consentimiento Informado desestabiliza la jerarquía judicial

Dos fallos, uno del Supremo y otro de un TSJ, discrepan sobre el alcance del CI prestado de forma verbal en intervenciones quirúrgicas invasivas.
Diego Carrasco. Madrid   |  26/06/2017 00:00
 
 

DM
Consentimiento informado. (Documento de informado)
Las deficiencias que se producen en materia de información que se da a los enfermos antes de un acto clínico o intervención quirúrgica traen de cabeza a los servicios de salud, asesorías jurídicas de pacientes y tribunales de justicia. Tanto es así que la Comisión Central de Deontología de la OMC elaboró un decálogo del consentimiento informado (CI) para concienciar al personal sanitario de la importancia de este derecho recogido en la Ley de Autonomía del Paciente. La falta del documento del CI o su no correcta cumplimentación constituyen, aproximadamente, la causa del 70 por ciento de las reclamaciones sanitarias, según recientes estudios.
A esto se le puede añadir que la jurisprudencia tampoco es pacífica cuando enjuicia y resuelve estos temas. La responsabilidad derivada de falta de consentimiento informado resulta absolutamente dispar y llena de desorden en el ámbito jurisprudencial, hasta el punto de que se presentan hasta ocho criterios, muchos incompatibles, a la hora de determinar la indemnización.
Una vuelta de tuerca más a este enfoque puede complicar aún más el principio general de la seguridad jurídica; en otras palabras, la jurisprudencia la marca el Tribunal Supremo y el resto de tribunales, audiencias provinciales y juzgados deben seguir sus postulados sobre los temas que enjuicien.
  • El Tribunal Supremo avala que es suficiente la información verbal que se ofrece al paciente, siempre que aparezca acreditada en la historia
Pues bien, DM se ha hecho eco de dos sentencias recientes que analizan el alcance del CI prestado de forma verbal en intervenciones quirúrgicas necesarias e invasivas. Ambos fallos, importantes por el órgano que los dicta, llegan a conclusiones dispares. 
El Tribunal Supremo defiende la tesis de que "es suficiente la información verbal, siempre que aparezca acreditada" o recogida en la historia clínica. Por tanto, absuelve al servicio de salud de la demanda por falta de CI.
En cambio, el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Castilla-La Mancha avala la doctrina contraria en el sentido de que la información al paciente acerca de los riesgos y complicaciones de una cirugía debe ofrecerse siempre "por escrito". Y si en alguna ocasión, en intervenciones "de escasa entidad y de consecuencias indeseables posibles y previsibles relativamente leves, se ha considerado suficiente la información verbal (...) ello no es admisible ni como regla general ni particular al caso analizado". Aquí la sentencia condena a la entidad gestora porque en la operación no constaba CI escrito.
  • El TSJ de Castilla-La Mancha dice: “El CI se prestará siempre por escrito y el verbal no es admisible ni como regla general ni particular”

Decisiones opuestas

Vaya por delante que la Ley de Autonomía del Paciente dice en su artículo 8: "El consentimiento será verbal por regla general. Sin embargo, se prestará por escrito en los casos siguientes: intervención quirúrgica, procedimientos diagnósticos y terapéuticos invasores y, en general, aplicación de procedimientos que suponen riesgos o inconvenientes de notoria y previsible repercusión negativa sobre la salud del paciente".
El caso estudiado por el Supremo es el de un menor al que se le practicó una TC que detectó una masa tumoral. El niño tuvo que ser intervenido quirúrgicamente en dos ocasiones. Para la primera firmó el CI por escrito, pero para la segunda, que se realizó al mes siguiente, no. Los padres demandaron al servicio de salud por este motivo. El Alto Tribunal razona que no era necesario porque "la relación entre los padres y el médico encargado era constante y permanente", por lo que había información. De ahí que la sentencia resalte que en el historia clínica del paciente consta "familia informada".
La segunda intervención fue consecuencia necesaria de la primera, que no extirpó de forma completa el tumor porque cuando se encuentran en fosa posterior no permiten, en la mayoría de los casos, una resección completa. La Sala Contenciosa del Supremo concluyó que había quedado acreditado de un modo suficiente la información verbal al estar probada en la historia clínica del enfermo.
El supuesto analizado por el TSJ manchego corresponde a una paciente que se sometió a una intervención de especial gravedad para corregir una malformación congénita que afectaba a la estabilidad de su columna cervical. La reclamante no firmó por escrito el CI donde se recogían los riesgos y complicaciones de la cirugía. En cambio, sí fue informada verbalmente. Tras la cirugía, la enferma no quedó bien y tuvo que ser ingresada en el Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo.
Un juez de Toledo señaló que era suficiente la información verbal, según recogía la historia clínica, respecto de la intervención para corregir la estenosis cervical y la mielopatía compresiva para practicarle una laminoplastia. El TSJ tira por tierra esta argumentación y no da validez al CI verbal "a la vista de la seriedad y lo delicado de la intervención quirúrgica a que iba a ser sometida y la gravedad de las consecuencias indeseables que se preveían como posibles".
El fallo señala que "el rigor y exhaustividad en la comunicación sólo es posible si se facilita por escrito". El tribunal autonómico no contempla en ningún caso que el CI pueda ser verbal. 
Con estos ejemplos, se podría concluir que ante casos similares el CI desestabiliza la jerarquía de los tribunales de justicia.

Carlos Sardinero, abogado y doctor en Derecho y Medicina

“Considero que la información verbal no anula la validez del CI cuando éste se refiere a los supuestos en los que la ley exige forma escrita. Pero conlleva la necesidad de invertir la carga de la prueba, para que sea el médico quien pruebe que proporcionó al paciente todas aquellas circunstancias relacionadas con la intervención que debieron quedar por escrito. De ahí que la ley exija que conste la concreta información ofrecida en la historia clínica. Por tanto, ni el consentimiento ni la información deben adoptar una forma determinada para su validez. Se trata de garantizar que la manifestación de voluntad del paciente se ajusta a su deseo”.

Vicente Lomas, jefe de la Asesoría Jurídica del Sescam

“En mi opinión, el fallo del TSJ de Castilla-La Mancha se desmarca del criterio fijado por la jurisprudencia del Supremo respecto al valor del consentimiento verbal en intervenciones invasivas. Las múltiples sentencias del Supremo atribuyen al CI mero valor ad probationem , señalando que la regulación legal ha de interpretarse en el sentido de que no excluye de modo radical la validez del consentimiento en la información no realizada por escrito. A tal efecto el Tribunal Supremo admite incluso que este hecho, la existencia de información verbal en estos supuestos, se pueda acreditar por medios distintos de los documentales como, por ejemplo, las declaraciones del personal médico”.

Noticias relacionadas