viernes, 5 de abril de 2013

El nuevo In-Salud | España | elmundo.es

El nuevo In-Salud | España | elmundo.es

SANIDAD | Recortes

El nuevo In-Salud

  • Médicos del Mundo dice que los recortes harán que caiga la esperanza de vida
  • Un documental denuncia la exclusión del sistema de los 'sin papeles'
Olga R. Sanmartín | Madrid
Actualizado viernes 05/04/2013 12:02 horas
 

Graciela tiene cáncer de mama y un gran agujero en sus facturas de la farmacia. Los medicamentos que necesita para curar su enfermedad han pasado de costarle 60 a 1.600 euros mensuales tras la entrada en vigor, el 1 de septiembre del año pasado, de la reforma sanitaria.

Para poder pagarlos, esta argentina sin papeles residente en Canarias ha dejado de comprar carne y se alimenta fundamentalmente a base de arroz. "¿Tengo que sentirme culpable por estar enferma?", se pregunta.

Graciela es una de las protagonistas del documental que Médicos del Mundo ha realizado para denunciar los efectos del decreto que deja sin asistencia sanitaria a los inmigrantes indocumentados (se estima que son entre 150.000 y 500.000 los afectados).

En el filme Cuanto Ganamos, cuanto perdimos: crónica de la exclusión sanitaria en España, la ONG denuncia por boca de afectados como Graciela, pero también de políticos, médicos, investigadores y periodistas, las consecuencias que va a tener este apartheid sanitario para todos los ciudadanos.

Vivir menos

Expertos como la investigadora en salud pública Ana Rico advierten de la posibilidad de que no sólo vivamos peor, sino que lo hagamos menos años.

Esta ex profesora de Políticas Sanitarias en la Universidad de Oslo sostiene que "el riesgo es lo que ha ocurrido en EEUU, un aumento muy rápido y desproporcionado de la pobreza y la desigualdad, en primer lugar, y, en segundo lugar, un desplome de la esperanza de vida".

Así ocurrió también, argumenta, en algunos países del Este, donde se perdieron 10 años de esperanza de vida en sólo siete años. La caída, aventura, puede llegar a los 20 o 30 años en población muy vulnerable.

Tal y como indica a ELMUNDO.es Álvaro González, presidente de Médicos del Mundo, "desde un punto de vista de la salud pública, esta medida es peligrosa, porque las enfermedades infectocontagiosas no entienden de barreras administrativas".

No tanto ahorro

González explica que el documental –que se estrena este domingo en el Matadero de Madrid, dentro del I Festival de Cine Documental y Derechos Humanos– pone de manifiesto algunas de las "mentiras en las que se basa" el decreto que retira la tarjeta sanitaria a los sin papeles. Por ejemplo, la del supuesto beneficio económico. "Revistas científicas de alto prestigio internacional han publicado varios artículos que demuestran que cualquier medida de recorte que busca reducir el gasto puede aumentar el mismo a corto plazo", señala.

Así The New England Journal of Medicine contó en 2010 que, en EEUU, se redujeron un 20% las consultas de atención primaria y especialidad y esto conllevó un aumento del 11% en los ingresos hospitalarios y de urgencias, con el consiguiente aumento de gasto.

Las cuentas, además, no salen tan ventajosas. "El Sistema Nacional de Salud tiene un agujero de 15.000 millones de euros y excluir al colectivo inmigrante supondría un ahorro de no más de 200 millones de euros, cuando sólo la factura que no cobra España a terceros países por el turismo sanitario asciende ya a 900 millones de euros».

¿Quiénes son los culpables?

En el turismo sanitario está, en realidad, buena parte del problema. El Tribunal de Cuentas dice que no son los sin papeles los que están provocando un sobrecoste al sistema, sino que el desfase económico es consecuencia de una mala gestión, al no reclamar a los países de origen el pago de las facturas generadas por los franceses, portugueses o británicos que enferman en España ni a los 120.000 pensionistas extranjeros de la UE empadronados en España.

Según Médicos del Mundo, los inmigrantes acuden un 30% menos al hospital y consumen casi cinco veces menos fármacos de los autóctonos.

Preocupado, Álvaro González se pregunta a dónde nos llevará toda esta política de recortes que no tiene fin, este nuevo In-Salud o sistema que niega la salud: "Si seguimos con déficit sanitario o si la crisis se hace más profunda o se mantiene en el tiempo, ¿el Gobierno terminará excluyendo del sistema a los enfermos crónicos y a los ancianos?".